Clave copera. Todavía en un tiempo alejado a esas grandes noches históricas en San Mamés. Pero hay que hacer camino. La misión es clara para el Athletic. Sellar el billete para octavos. El Celta espera. Y los leones están obligados ante el Alcoyano a esa doble declinación del vencer y convencer. Saldar la deuda que contrajeron con ellos mismos con el infumable partido de El Collao. Se salvaron los muebles en el último suspiro…

vía MD El Athletic tiene una deuda consigo mismo.