GARA - Más moral que...Mediada la segunda mitad, Ernesto Valverde tuvo que tirar de Mikel Rico y Muniain, y poco después de Aduriz, reservados para el domingo ante el Atlético, porque no lo veía nada claro. Y menos mal que los suyos iban un gol arriba, gracias a una genialidad de Viguera. Y no es que el Alcoyano metiera el miedo en el cuerpo ante un inédito Iago Herrerín, que casi sesteó, sino que los rojiblancos eran incapaces de acertar alguna más de las ocasiones que tuvieron, que dicho sea de paso, si en el primer tiempo al menos hubo ritmo e intensidad, en el segundo más de un espectador corrió peligro de dormirse dada la hora que era. Al final, el solitario tanto valió para…

vía GARA – Más moral que….