Sinceridad de Ernesto Valverde tras un partido que tildó de «espeso, de pesado por decirlo ligeramente». Por ello no le extrañó que la afición dejara San Mamés en silencio, lo que explica como la consecuencia de un encuentro «aburrido y la gente tenía ganas de irse a casa. Hemos estado bastante espesos en ataque, aunque después les apretábamos y recuperábamos rápido. En la segunda parte estábamos con esa sensación de indefinición, como que…

vía Valverde: Ha sido aburrido, la gente tenía ganas de irse a casa . El Correo.