BILBAO – Contra el Atlético de Madrid no hay espacio para las medias tintas. Sus jugadores son especialistas en rentabilizar al máximo su juego. Obtienen petróleo sin apenas reconocer el terreno. Son unos maestros en lo suyo. Músculo, intensidad y una creencia absoluta en lo que hacen, además de contar con un grupo plagado de futbolistas de calidad y con mucho oficio. Su entrenador los prefiere curtidos. Y cada jugada de estrategia se convierte en una pequeña batalla. La…

vía Un clásico sin medias tintas. Deia. Noticias de Bizkaia...