GARA - Increíble pero ciertoCinco fatídicos minutos, los que fueron entre el inesperado empate colchonero a los 20 segundos de la vuelta de vestuarios y el penalti inexistente pitado por un pésimo colegiado, sacaron al Athletic de un encuentro que había sabido poner en franquicia en la primera ante el Atlético más gris de los últimos tiempos en San Mamés, pero al mismo tiempo el más efectivo. Cada disparo suyo fue gol, tres de ellos de un Griezmann que le tiene tomada la medida a unos leones a los que les faltó, también es verdad, mordiente para habérselo puesto más difícil. Nada hacía presagiar que…

vía GARA – Increíble pero cierto.