EN un partido de poder a poder, que empezó muy fuerte, con entradas rozando la tarjeta, como la cama que le hizo en un salto Godín a Aduriz o la patada de Raúl García a la espalda del delantero donostiarra, fue lo que elevó el tono del partido durante una primera parte que, para ser sinceros, el colegiado la fue llevando de forma neutral, repartiendo los pequeños errores que cometió por igual. Sin embargo, en la segunda parte tuvo dos errores garrafales. El primero, en el minuto 51, cuando en una acción de Tiago, que estaba penetrando en el área, se encontró de…

vía Lo estropeó y perjudicó al Athletic. Deia. Noticias de Bizkaia...