EL canario Alejandro Hernández Hernández le robó el protagonismo a Diego Pablo Simeone. Pocos se acordaron anoche en las gradas del entrenador argentino, uno de los personajes menos queridos en Bilbao. Es verdad que el Cholo, hiperactivo como siempre en la zona técnica, adoptó un perfil bajo y evitó realizar cualquier gesto de desplante al respetable. Parece que ha aprendido la lección. Pero el árbitro, que regaló un penalti inexistente al Atlético con empate en el…

vía Un ejemplo pese al robo. Deia. Noticias de Bizkaia...