JAVIER Maroto recurrió al tono solemne para expresar su indignación, y eso que era Nochebuena, un día como que le pega más la modulación pastorcilla. Pero el alcalde de Gasteiz, que cuando lo dijo estaba junto al ministro Alfonso Alonso, se puso en modo ofendido y quiso realzar su protesta ante semejante discriminación: ningún jugador del Alavés había sido convocado para disputar el partido entre la Euskal Selekzioa y Catalunya. “Este es uno nuevo desprecio a la…

vía Los ilustres ausentes y otros fuegos. Deia. Noticias de Bizkaia...