BILBAO – Dos selecciones que quieren participar con nombre propio en el panorama internacional y que se tomaron en serio el amistoso; un público entregado a la causa y que estuvo de nota; y un campo cinco estrellas perfecto para la ocasión. Euskadi y Catalunya, como ocurrió en su último enfrentamiento, empataron a uno. Fue la fiesta del fútbol vasco y catalán. Se suele decir que el resultado es lo de menos en noches como la de ayer. El trasfondo era otro. No faltó nada en San…

vía Noche redonda por la oficialidad. Deia. Noticias de Bizkaia...