El Athletic, al margen de las ausencias ya citadas, se revela como el ejemplo a imitar por parte de los coruñeses. Tras un mal arranque de Liga, levantó el vuelo y otea la batalla por la permanencia desde la mitad de la tabla gracias a un mejor balance defensivo y al talento de sus futbolistas de ataque. Duro y competitivo, como todos los equipos de San Mamés…

vía El Dépor precisa tomar oxígeno.