Existe la teoría de que los jugadores de la cantera permanecen más años en los clubes… cuando consiguen acceder a la plantilla profesional. El Athletic, con su particular filosofía, es quizá el ejemplo más claro. José Ángel Iríbar rechazó todas las ofertas de Europa para ser fiel al Athletic desde 1962 a 1980. Antes ya lo habían hecho Pichichi, Gainza, Aranguren y después llegaron otros como Txetxu Rojo, Larrazábal o el actual presidente Josu…

vía Una fidelidad más ‘habitual’ en Athletic… Bayern y Manchester United.