El periplo gallego tuvo un final feliz sustanciado en el acceso a los cuartos de final de la Copa, gracias a un triunfo que convierte el partido de vuelta en un simple trámite. El Celta fue presa fácil en una tarde que, en consonancia con la fecha, se caracterizó por un generoso reparto de regalos. Las concesiones defensivas lo condicionaron todo y pese a detectarse en ambas áreas, el cómputo global de las mismas…

vía Goles y patadas a seguir. Deia. Noticias de Bizkaia...