La estrategia volvió a ser determinante el martes en Balaídos. El Athletic encarriló el triunfo ante el Celta en la ida de los dieciseisavos de final de Copa con un gol de San José después de un falta botada por Susaeta, marcó el 1-2 en una jugada de similares características y sentenció el partido y casi la eliminatoria con una diana de Aduriz desde el punto de penalti. Tres goles de…

vía MD Suma y sigue a balón parado.