GARA - Incertidumbres rojiblancasHubo un tiempo no muy lejano, casi a la vuelta de la esquina, en el que uno sabía a lo que el Athletic jugaba, al menos, lo que iba a proponer sobre el césped. Con Joaquín Caparrós, uno sabía lo que podía esperar de los rojiblancos en casa, y lo que no podía esperar de ellos lejos de ella. Con Marcelo Bielsa, a las duras y a las maduras, en la primera campaña y en la segunda, cuando todo iba bien y cuando todo se torció, la propuesta futbolística siempre era la misma. No había trampa ni cartón, como no la…

vía GARA – Incertidumbres rojiblancas.