Ni la imperiosa necesidad de puntuar para que no se extinguiese la llama de la ilusión en la Liga, ni los antecedentes esgrimidos a modo de advertencia unas horas antes por Ernesto Valverde, tuvieron efecto alguno. La esperada reacción del Athletic no se produjo, de nuevo actuó como un equipo deprimido e incapaz, lastrado por el lamentable…

vía Sumidos en el despropósito. Deia. Noticias de Bizkaia...