“Da igual cómo haya sido, porque no ha servido para nada”. Con esta amarga reflexión ponía Mikel San José punto y final a la historia de su golazo al Elche. Un potente disparo desde la frontal ante el que nada pudo hacer el meta franjiverde. La celebración fue discreta. El equipo seguía por detrás en el marcador (1-2), y así termino. Tenía razón el noble defensa de Villava, ayer…

vía Mikel San José se ha convertido en el tercer central rojiblanco más goleador.