BILBAO – La Copa, el torneo fetiche en Bilbao, asoma hoy como un bálsamo, ese calmante que debe erradicar los dolores. El Athletic sangra en Liga, con una nefasta racha de resultados y con la zona de descenso a solo tres puntos vista, y esta noche hace un paréntesis con la visita del Celta a San Mamés, en un encuentro en el que los rojiblancos deben hacer valer la extraordinaria renta adquirida en el…

vía Un partido oportuno para hacer piña. Deia. Noticias de Bizkaia...