BILBAO – Se trató de una especie de flash-back. De un viaje al bienio negro. Este Athletic sangra. Los pañuelos blancos afloraron en San Mamés, aunque no fueran en número mayoritario, los silbidos se sucedieron en muchos lances y sobre determinados jugadores, e incluso sobre el entrenador. Nadie celebró la clasificación a los cuartos de final de la Copa, lo que retrata la horrorosa noche para la familia…

vía Este athletic sangra. Deia. Noticias de Bizkaia...