BILBAO – El peligroso e inesperado coqueteo con la eliminación dejó un notable poso de preocupación en la grada y en el terreno de juego, donde volvió a descarrilar el Athletic, sumido en una desconcertante crisis de juego y resultados. En la rueda de prensa posterior al partido, Ernesto Valverde confesó entender la pitada con la que los seguidores volvieron a despedir a sus jugadores. “El público tiene una paciencia…

vía “Los silbidos son necesarios para poner las pilas”. Deia. Noticias de Bizkaia...