El Athletic ha conseguido clasificarse para cuartos de final de la Copa del Rey tras pasar la eliminatoria frente al Celta, a quienes se impusieron 2-4 en Balaídos y contra quienes han caído 0-2 en San Mamés. Una clasificación amarga, ya que los rojiblancos no demostraron estar a la altura, algo que se hizo evidente con la pitada de la grada al final del partido. Al conjunto rojiblanco le espera…

vía Nueve días con el Málaga hasta en la sopa . El Correo.