El pesimismo se apodera del universo rojiblanco. No es cuestión de flagelarse, sino de analizar los problemas que están impidiendo despegar al equipo desde el inicio del campeonato a fin de intentar dar con la clave que permita reconocer en él al que conquistó una plaza de Champions hace unos meses…

vía El Athletic no acaba de arrancar y los problemas se acumulan.