No puede estar contento el Athletic tras sumar su cuarta derrota consecutiva en Liga y verse en la cola de la tabla, pero lo cierto es que el partido de ayer tuvo poco que ver con las decepcionantes actuaciones del equipo en A Coruña o en casa contra el Celta, el miércoles pasado en Copa. Los rojiblancos ofrecieron una mejor cara en El Madrigal, donde el gran problema para poder puntuar fue la enorme solidez de un rival enrachado…

vía GARA – El rival hace insuficiente la mejoría.