La historia se repitió de nuevo y el malestar se apropió de todos con una actuación roma en argumentos definitorios. Las declaraciones dejaron traslucir esa sensación decepcionante, como es el caso de Óscar De Marcos. “Vamos a ver si cambiamos la mentalidad y seguro que todos cambiamos. El equipo ha estado muy bien, ha afrontado el partido como había que hacerlo…

vía “Necesitamos a la afición”.