Valverde tuvo que reconocer el martes, una vez más, que al equipo le estaba faltando producción creativa y gol. Y en La Rosaleda apostó por la juventud para afrontar esas dos misiones. Por Unai López como enganche y Williams en punta. Curiosamente, dorsales consecutivos en sus camisetas. El 29 y el 30. Y la primera vez que ambos coincidían en un once de salida…

vía Apuesta joven atrapada en la misma red.