No fue para tanto la visita a La Rosaleda. Todo parecía indicar que a los leones les iba a tocar vivir una especie de infierno dado el tesón local en ‘calentar’, de manera deportiva eso sí, este envite copero. Ni el antes, ni el durante, ni el después fueron para tanto. Sufrió más, bastante más, la tropa rojiblanca hace unos meses con motivo del primer compromiso liguero de la temporada…

vía De ambiente infernal, nada de nada.