Acertaron de pleno los muchos miles de seguidores del Málaga que, pese a las facilidades que les puso el club, optaron por quedarse en casa. Se ahorraron un partido feo hasta decir basta, donde su equipo se mostró absolutamente impotente para superar al rival y, encima, saldado con un marcador muy negativo para sus ilusiones. Ni una oportunidad de gol, ni una sola jugada reseñable hubo en los noventa…

vía Un paso para estar en semifinales. Deia. Noticias de Bizkaia...