MUCHO dominio y poco fruto. El Athletic aseó su imagen en La Rosaleda, donde dominó la situación durante gran parte del encuentro, pero se topó con su propia ineficacia a la hora de crear peligro real y hacer gol, que es lo que marca la diferencia. La eliminatoria, por tanto, está abierta y se decidirá en San Mamés después de que la ida se convirtiera en todo un recital de fuegos de artificio, en un encuentro de…

vía Unai López y aire fresco. Deia. Noticias de Bizkaia...