Da la sensación de que es como los rituales de Nochevieja. Los mortales hacemos propósito de enmienda, evitando caer de nuevo en los errores habituales, establecemos retos que implican sacrificio y dedicación, disciplina. Más o menos es lo que vino ayer a señalar Ernesto Valverde en la…

vía Valverde: “A partir de ahora nuestra Liga tiene que ser diferente”.