GARA - Ocho minutos de felicidad«¿En cuántos países se celebra el tiro de esquina con el mismo entusiasmo que un gol? Sólo en uno: Inglaterra», sostenía José Mourinho. Falso. En San Mamés también. Y ese justificado entusiasmo tiene otro nombre de santo, Mikel San José, que ayer volvió a marcar, de cabeza, a saque de esquina. San Mamés se vino arriba, porque en los segundos previos a que Susaeta pateara el balón desde el rincón, la grada de animación se lanzó con su ya habitual cántico con el navarro como…

vía GARA – Ocho minutos de felicidad.