GARA - Ocho minutos de felicidadLa reválida se las traía después de los fiascos ante el Celta y el Elche. Quien más quien menos estaba pendiente de cómo iba a reaccionar el público, de si iba a abuchear o alentar a un equipo famélico de resultados. El resultado fue un respaldo generalizado, salpicado por algún que otro reproche en momentos de cierta deseperación. El hincha se dio cuenta de que hay que…

vía MD El público de San Mamés se alía con la causa.