Ni es la peor ni la más dura de las crisis rojiblancas. Pero es la presente. La que más escuece. El Athletic ha tirado los últimos siete partidos del campeonato de Liga sin llevarse ninguna victoria a la boca. Los dos empates que ha sumado le mantienen en el borde del precipicio. Si no está peor es porque los que lleva por detrás parecen empeñados en echar por tierra cualquier posibilidad de resurrección…

vía Los leones se asoman al precipicio – MARCA.com.