BILBAO – Vuelve a sonreír. Y a golear. La opción de jugar en el equipo de su tierra como cedido hasta final de temporada ha reactivado a Javi Guerra (Málaga, 1982), que admite haber pasado un calvario futbolístico durante los cinco meses previos en el Cardiff. Tras perderse por sanción el partido de ida, mañana quiere hacer historia con el Málaga logrando el pase a las semifinales de Copa…

vía “Podemos hacer feliz a mucha gente, por lo que merece la pena ir a muerte”. Deia. Noticias de Bizkaia...