LA ovación que San Mamés dedicó a Beñat Etxebarria a cinco minutos para el final del partido fue significativa. El centrocampista de Igorre, ya sin gasolina, fue sustituido por Ander Iturraspe. Fundido tras acumular en sus piernas un buen puñado de kilómetros, el fichaje más caro de la era Urrutia recibió el reconocimiento de un público que no hace mucho tiempo le recriminó su juego a base de pitos y abucheos. Anoche, ya…

vía El referente que se espera. Deia. Noticias de Bizkaia...