BILBAO – La preciada y ansiada clasificación para las semifinales de Copa colmó de satisfacción a Ernesto Valverde, quien se reencontrará con el Espanyol en la antesala de la gran final. En tamaña cita aspira a inscribir su nombre el Athletic, superior en la noche de ayer a un Málaga que se quedó a un paso de hacer historia. Lo evitaron los rojiblancos en un partido que dejó sensaciones positivas al técnico de…

vía “Necesitábamos una alegría de estas”. Deia. Noticias de Bizkaia...