Regusto amargo el que dejó la paupérrima imagen a orillas del Nervión, sobre todo porque el partido, aun siendo complicado y en un territorio históricamente hostil para el Athletic, tenía una importancia capital. Y las sensaciones dejadas no pueden sino suscitar dudas, ya sabemos lo cainita que es este deporte incluso en el Botxo, sobre todo porque ahora llega un conjunto ché que a pesar de su empate en casa esta…

vía GARA – Valverde necesita recuperar a los mejores Iturraspe y Susaeta.