GARA - «Hay cosas peores en la vida»«Y al despertarme sobresaltado sobre mi almohada, vi a Campanilla que se escapaba por mi ventana…», cantaba Melendi, músico de cabecera de Iker Muniain. Ayer, el jugador navarro se despertó sobresaltado de su sueño y vio cómo la esperada final de Copa se escapaba por su ventana… entre los dedos. Entre seis y siete meses de baja. La culpa, la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda, el parte médico que nadie quería oir cayó como un jarro de agua fría en el…

vía GARA – «Hay cosas peores en la vida».