IKER Muniain está viviendo una de sus experiencias más duras de su carrera como futbolista. La rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda obligará al jugador de la Txantrea a pasarse entre seis y siete meses en el dique seco. Una larga convalecencia que vivieron en su día Pablo Orbaiz y Mari Lacruz. En el caso del excentrocampista la experiencia fue doble ya que sufrió la misma dolencia en ambas…

vía “Iker va a salir más fuerte de la lesión”. Deia. Noticias de Bizkaia...