BILBAO – La grave lesión de rodilla que mantendrá a Iker Muniain alejado de los terrenos de juego entre seis y siete meses supone un “mazazo” para la primera plantilla rojiblanca y también, cómo no, para el encargado de llevar a buen puerto la nave bilbaina. Ernesto Valverde, que desde su regreso al banquillo de San Mamés nunca ha ocultado su predilección por el atacante de la Txantrea, mostró ayer su…

vía “La lesión de Muniain es un palo”. Deia. Noticias de Bizkaia...