El primer gol anulado a Griezmann fue un acierto del árbitro. El segundo tanto anulado al francés, una discutida decisión del trencilla. El tercero que Jaime Latre, novato en la categoría, no subió al marcador, un error mayúsculo. Tres acciones que resumen un partido que tuvo al Atlético como claro dominador, al colegiado como destacado protagonista y un empate como injusto resultado. El Atlético…

vía En el Calderón sobró polémica y faltó fútbol.