«Si los partidos se ganaran por las concentraciones, el equipo de la prisión serí a el campeón», dijo una vez Neném Prancha, utillero, ojeador, entrenador de la cantera y personaje cuyo nombre ocupa un lugar privilegiado en el folclore y sabiduría popular brasileña. Desde hace días, y más tras el experimental once que Ernesto Valverde…

vía GARA – El once de la final, hagan juego.