EL Athletic, en 1950, volvió a reinar en la Copa un lustro después y no sin dosis de sufrimiento a lo largo de la trayectoria del torneo. A las órdenes de Iraragorri tras la fallida experiencia con Míster Bagge, desplumaron los leones al Espanyol en los octavos merced a un solitario gol en San Mamés (1-0) y al empate a uno en la carretera de…

vía Zarra, el ‘galáctico’. Deia, Noticias de Bizkaia.