BILBAO – Lezama es un polvorín. La transición entre la marcha de Aitor Larrazabal de la jefatura y el regreso de José Mari Amorrortu que Josu Urrutia y su Junta Directiva esperaban que fuera tranquila se ha convertido prácticamente en una bomba de relojería. El último capítulo lo ha protagonizado la precipitada salida del club y de la cúpula de la…

vía Larrazabal acentúa el cisma en lezama. Deia, Noticias de Bizkaia.