Pocos podían imaginar, allá por el mes de agosto de 2014, en los albores de una temporada maratoniana, que el Cádiz se iba a jugar buena parte de sus posibilidades de retorno a Segunda División A en un estadio ‘pata negra’ como es el nuevo San Mamés. El conjunto amarillo, asiduo visitante al viejo santuario vizcaíno a lo largo de su etapa dorada, se estrena en la nueva Catedral con un duelo de…

vía La hora de la verdad en un escenario de auténtico lujo.