«Los chavales dicen que están como siempre», sintetizó ayer Cuco Ziganda el estado anímico de sus jugadores ante el que no dudó es el «partido que hemos soñado», este domingo, a mediodía, en el Ramón de Carranza, con el termómetro recocido como se espera a esa hora, «pero encantados de ir, aún con esos 40º». Y es que los cachorros están ante el partido de sus vidas. No solo por lo mucho que hay en juego…

vía GARA – «Aquí estoy yo, quiero ser futbolista y me voy a agrandar».