No es una de las lesiones más habituales en el fútbol, pero la gravedad de la rotura del ligamento cruzado anterior se ha convertido en una indeseable lacra para el Athletic. Algo que preocupa, y mucho, a los servicios médicos. El equipo femenino ha sido el más castigado, con hasta cuatro jugadoras con este problema. El Juvenil A y B y hasta el cadete han sufrido esta plaga, de la que no se ha librado ni el filial, en las carnes de Egoitz Magdaleno, ni la primera plantilla…

vía Lesión de Mikel Rico – MARCA.com.