EL Tour de Francia, la carrera ciclista por antonomasia, devora sin piedad la actualidad de las dos ruedas. El poder que ejerce la Grande Boucle sobre los medios de comunicación es tal, que el mundo del ciclismo parece empequeñecerse. No hay quien le haga sombra. El resto de corredores parecen no existir, sufren en silencio. En el Tour…

vía Encuentro sorpresa en Leogang. Deia, Noticias de Bizkaia.