PRIMER paso. El Athletic puso de cara la primera previa frente al flojo Inter Bakú en un partido donde acusó la falta de ritmo a estas alturas de competición, si bien mandó gracias al impulso de Óscar de Marcos, al que no le afecta el verano, y a la pegada de Javi Eraso, que no pudo haber soñado con un debut tan brillante a nivel personal…

vía De Marcos, el pulmón. Deia, Noticias de Bizkaia.