Han pasado ya más de tres años desde la muerte de Iñigo Cabacas. Tres años de dolor, incomprensión, injusticia y humillación. Y digo bien humillación, porque humillados se sienten los familiares y amigos del joven Iñigo al ver cómo está actuando tanto el PNV y PSE como la Consejería de Interior en el caso de su hijo…

vía naiz: Iritzia | Opinión – Iñigo Cabacas: humillación y escarnio.