«Allí ahora tenemos 40 grados. Además, nuestro campo es de hierba artificial». Fue el jueves, tras la breve victoria del Athletic frente a un ultradefensivo Inter de Bakú (2-0). Esas dos frases, como si de una sólida advertencia se tratara algo así como ‘no os fiéis que todavía no habéis pasado’, salieron de la boca de Zaur Svanadze, el técnico de los azerís. Sí, es verdad que se quedó corto el…

vía ¿Será el infierno? . El Correo.