El equipo de Unai Emery no cayó en el desaliento, ni con el 4-1 ni con el 5-4, lo que debería servir al Athletic como modelo para la Supercopa y el inicio de Liga…

vía El Sevilla como paradigma.